TODO ES MENTIRA: 11S Y GUERRAS POSTERIORES

Los gobiernos nos llevan mintiendo muchísimo tiempo sobre lo que sucede realmente en el mundo pero hay una guerra que marcó un cambio, la guerra del Vietnam.  Esa guerra no se perdió en el campo de batalla si no que se perdió en Estados Unidos. La cobertura realizada por los medios de comunicación tuvo mucha repercusión ya que se daban a conocer las frecuentes violaciones y abusos de los derechos humanos por parte de los Estados Unidos en ese conflicto. Creció una gran oposición a la guerra entre la población hasta que finalmente en 1973 tuvieron que retirar las tropas.

A partir de ese conflicto cambiaron las reglas del juego y a partir de ese día lo primero es convencer a la población de que la guerra es necesaria y luego se pone en práctica. Es decir, se miente a la población con tal de conseguir su aprobación para la guerra.

El 11S fue un autoatentado perpetrado por la CIA y fue la excusa para poder empezar una serie de guerras movidas por fines económicos.

En la Guerra de Afganistán los medios nos vendían que Bin Laden y los Talibanes eran un peligro para nosotros mientras el objetivo real era el control del Opio.

En la Guerra de Iraq nos vendían que Sadam Hussein era un peligro y que tenía armas de destrucción masiva mientras que el objetivo real era el control del precio del petróleo.

En la Guerra de  Libia nos vendieron que Gadafi sometía y bombardeaba a su pueblo cuando eso se ha demostrado ser totalmente falso. El objetivo real de la guerra era el control del petróleo, el gran yacimiento de agua que hay debajo del desierto y el interés en desestabilizar la zona.

En la Guerra de Siria nos dijeron lo mismo de Al-Assad, y resultó ser que la CIA estaba financiando y armando al ISIS en ese país.