LA TIERRA HUECA

En 1906 apareció el libro “The Phantom of the Poles”, el primer libro con pruebas científicas de que la tierra era hueca. Desde entonces los gobiernos han intentado convencer a la población de que la Tierra es una esfera maciza con un núcleo incandescente en su interior. En 1907 la teoría de la tierra maciza fue difundida a través de los manuales escolares de todo el planeta y a través de varios documentales cinematográficos y televisivos.

Desde el punto de vista de la física y astrofísica, esta teoría de la tierra maciza es demostradamente imposible ya que si eso fuese así la Tierra tendría una masa tan grande que atraería a todos los demás planetas del sistema solar. Además, si fuese maciza e incandescente hace años que ya se hubiese partido en pedazos. La realidad es que ninguna matriz de vida es maciza. Todas las matrices son huecas y es adentro donde se desarrolla la vida y pasa exactamente lo mismo con el planeta Tierra y el resto de planetas.

A lo largo de la historia han habido varios científicos, matemáticos, atrónomos y físicos (como por ejemplo Leonhar Euler, Johannes kepler, y Edmund Halley) que han demostrado que la tierra es hueca y que tiene dos aperturas en los polos.  El Almirante Byrd, uno de los pocos exploradores reconocidos en alcanzar los polos, confirmó esta teoría justo antes de fallecer, ya que durante su vida estuvo coaccionado por el gobierno Norteamericano. Además, también confirmó la existencia de un mundo intraterrestre en su interior donde habitan seres de gran inteligencia los cuales viven en una sociedad perfecta y en una armonía total con la naturaleza. Esta tierra maravillosa podría ser el Paraíso que se menciona en las escrituras religiosas de todos los pueblos. Según la mitología sería el reino de los Dioses.

Según las doctrinas esotéricas, este reino constituido por numerosas galerías subterráneas distribuidas por todo el planeta, se le conoce como Agartha. También se cree que además de las aperturas polares hay varias entradas a este mundo. Las entradas esterían localizadas en lugares estratégicos de difícil acceso,  como por ejemplo el volcan de Monte Shasta, el desierto de Gobi, el río Amazonas, la montaña de Montserrat, la esfinge de Guiza, la cueva de los Tayos, la cueva de las Manos, las cataratas de Iguazú, el Uluru (Ayers Rock) , el  Tibet, el Monte Epomeo, el monte Athos, el triángulo de las Bermudas, el lago Baikal en Siberia, Machu Pichu,  Chichen-Itza, Canaima, Copán, y muchos otros lugares considerados en la actualidad patrimonio de la humanidad.

Los nazis justo antes de la segunda guerra mundial estuvieron buscando las entradas a Agartha. El comadante en jefe de las S.S., Heinrich Himmler, hizo expediciones a la Antártida, al Tibet, a la montaña de Montserrat y a otras posibles entradas pero los Estados Unidos y demás potencias siempre hicieron todo lo posible para ocultarlo.

Sea Agartha un simple mito o una realidad, lo que realmente deberíamos preguntarnos es si la Tierra es como nos han hecho creer que es.